Bicicletas con motor la posibilidad para mujeres embarazadas

Una de las preguntas más frecuentes de las mujeres que se encuentran en etapa de gestación es si pueden continuar haciendo ejercicio, o en el caso de aquellas que siempre les ha gustado montar en bicicleta saber si pueden continuar haciéndolo.

Aunque todos los embarazos son diferentes, la respuesta a su pregunta es Sí, si puede continuar haciendo ejercicio o montando bicicleta. Sin embargo la posibilidad de contar con unas bicicletas con motor en su parqueadero del hogar son mucho más llamativas para las mujeres.

En Bogotá, Circula Verde, tiene la posibilidad de ofrecer éste tipo de transporte. Las bicicletas con motor son la mejor opción para que usted pueda viajar de su casa al trabajo, por ejemplo y sentirse completamente segura.

Sin duda alguna cuando usted usa una bicicleta de pedal estará haciendo más ejercicio y por ende debe hacer más esfuerzo. Por el contrario, si las mujeres adquieren las bicicletas con motor no tendrán que hacer demasiado esfuerzo físico, no más allá de pensar en donde parquear la bici.

Sin embargo es importante que se tengan algunos cuidados. Especialistas de la salud recomiendan que si usted desea andar en bicicleta bien sea con motor o de pedal, puede hacerlo de manera cuidadosa pero tranquila hasta el sexto mes  máximo, no solo por su seguridad y la del bebé que viene en camino, sino también porque el tamaño de su barriga puede representar una incomodidad al andar en este tipo de vehículo.

Así mimo, usted también puede empezar a estar un poco más pesada y con un tamaño de estómago más grande, y esto podría hacerle perder el equilibrio y tener algún accidente, que no será nada beneficioso para usted, para el bebé o incluso para su familia. No olvide que debe consultar a su médico continuamente, si encuentra alguna molestia, puede que no sea por el transporte en bicicleta pero es mejor salir de dudas visitando al especialista.

Lo que sí es importante es la velocidad que vaya a manejar cuando use su bicicleta. Recuerde que no debe o no está para una maratón, no será solo su vida la que estará en riesgo si lo intenta, sino la de su futuro hijo. Sin embargo, si usted estaba acostumbrada a realizar algún tipo de actividad física o de transportarse es claro que no va a notar muchos cambios al usar su bicicleta. Es importante que escoja un lugar o una ruta para ir en la que intente que no hayan muchos huecos o desniveles para evitar que tenga algún maltrato o resentimientos.

Otro de los temas importantes, es que revise el tema del clima. Puede ser a través de un programa o alguna aplicación que le diga cómo estará la zona donde se moverás. Si la probabilidad es alta, es mejor que vaya en automóvil para asegurar que no se va a resfriar por mojarse.

Si va a salir de casa en su bici, no olvide ponerse bloqueador solar para que no se vaya a dañar el rostro o sus manos y posteriormente le salgan manchas. Aplíquese un protector de labios también para ayudar a que no se maltraten con el viento o en general con el clima. Así mismo hidrátese por el camino.

Si por el contrario quieres continuar con tus paseos por la ciudad o usando este mecanismo de transporte, pero tienes una bicicleta convencional, puedes pensar en ponerle un motor a tu bicicleta para que de esta manera puedas continuar con tu hábito de viajar de esta manera pero sin tener que esforzarte demasiado.

Revise siempre antes de salir de casa que su bicicleta este en excelente estado. Si es eléctrica revise que se haya cargado por completo y que la carga pueda durarle hasta su destino final. Revise frenos y que la bicicleta tenga sus llantas con el aire que requiere.

Es importante que cuando tome la decisión de continuar durante el embarazo haciendo uso de la bicicleta, la adecue de la mejor manera, para que se sienta muy cómoda. Revise el sillín para que éste sea cómodo y tenga un sistema acolchado que le permita estar bien durante todo el trayecto.

Si desea también puede ubicarle un baúl para que allí pueda llevar todas las cosas que considere pertinentes para el camino y para el día que estará fuera de casa. Y el casco o un sistema de protección deben también acompañarle siempre. Los reflectores y luces nunca deben fallarle, son la manera de que otros sepan que usted va al volante.

Así que a manera de conclusiones generales, lo importante es que no vea a su bicicleta como una enemiga de viajar en ella por estar en estado de embarazo, sino que por el contrario pueda pensar en seguirla usando, adecuándola para su nuevo estado.

Por el contrario, si usted y su pareja o algún familiar optan por adquirir bicicletas con motor deben por supuesto también escoger la mejor para que sus trayectos sean agradables, cómodos y tranquilos.

Si usted quisiera puede visitarnos en Circula Verde, para poder de esta manera asesorarle con una inversión que será buena para usted y para su bebé. Las bicicletas con motor permitirán que se sienta bien con usted misma por no dejar de viajar en ella, pero asegurará que no afectará su salud y la del bebé que viene en camino. Sin embargo, no podemos dejar de aclarar que ésta podrá ser usada máximo hasta el 6 mes, además de todos los consejos dados anteriormente.

PUBLICACIONES RECIENTES

Escribe un comentario