Las ciclas eléctricas son un nuevo medio de transporte cuyo uso ha incrementado a medida que los ciudadanos se percatan de sus beneficios. Este vehículo es de aspecto similar al de una moto a diferencia que la cicla es más pequeña y viene con pedales. Hay varios modelos de estos vehículos, pero todas comparten características muy similares tales como: la autonomía, velocidad, capacidad de carga, modo de carga y motor.

Ciclas eléctricas | Circula Verde

En autonomía una de estas ciclas alcanza los 45 kilómetros de distancia. En cuanto a la velocidad, tienen una capacidad de entre 35 a 45 kilómetros por hora. Los motores por lo general son de 500 vatios. La duración de carga es de 6 a 8 horas.  El peso que estos vehículos alcanzan a cargar, sin dificultad, es de 120Kilos.  Entre otras similitudes podemos encontrar que el tipo de llantas se caracterizan por ser sellomatic, lo que brinda una gran seguridad al transitar y   aspectos como: luces frontales y traseras, direccionales, luces plenas y bajas, pito, acelerador, bloqueo de timón y llanta por seguridad.

También es común encontrar ciclas que tengan tres tipos de velocidades y baterías de 48v-20Ah. No obstante, es importante señalar que algunas ciclas eléctricas trae baterías de litio, mientras que otras  son de plomo. Las baterías de litio son más novedosas y con mayor capacidad. Además estas pesan mucho menos que las de plomo. Es por ello que los precios de una batería de plomo son mucho más económicos que los de litio. Entre las diferencias encontramos los tipos de frenos, pues unas son de disco y otras son de banda.

Un poco de historia

Las ciclas eléctricas datan del siglo XIX. No obstante la idea empezó a desarrollarse en los años 80 gracias a las primeras patentes de Ogden Bolton Jr., y a los aportes de Oseas W. Libbey y John Schnepf. Estos dos últimos personajes ayudaron en la parte técnica del invento. Sin embargo, el auge de las ciclas empezó a comienzos de los años 90’s, con la creación de diferentes modelos. Servicios Vector Limited hizo su gran aporte con la cicla ZIKE la cual produjeron de 1993 hasta el 2004.

Uso de la cicla

El uso de la cicla es algo muy sencillo. Como se indicó antes este vehículo tiene características muy similares a las de una moto. Para encenderla se introduce la llave por la ranura que se encuentra ubicada al costado derecho, debajo del timón. Sin embargo hay varias ciclas, sino es que todas, que se encienden por medio de un control automático.  Una vez prendida, ésta se acelera como una moto, girando el manubrio derecho y para detenerse, debe usar los frenos que se encuentran al lado de los manubrios. Una forma de economizar energía es pedaleando, lo cual hace que la cicla acelere automáticamente y que la batería dure por más tiempo.

Beneficios

Este medio de transporte no requiere papeles como placas o permisos de conducción. Por ende, no hay que pagar impuestos. Es decisión del cliente si quiere asegurar el vehículo o no.  No obstante, es importante tener la tarjeta de propiedad.

Otro de los beneficios de este vehículo, es que para las ciudades que están congestionadas es sus calles y autopistas por carros, buses y taxis, este tipo de ciclas puede ser la solución. Se ha comprobado que a través de este medio de transporte la gente se moviliza de forma más cómoda, rápida y económica.

De igual forma, las ciclas eléctricas ayudan considerablemente al medio ambiente ya que no utiliza gasolina o produce CO2. A diferencia de los carros, motos, buses, entre otros; estas ciclas solo requieren de electricidad común, que en realidad aumenta muy poco el costo del recibo de la luz.

 Precauciones

Hay ciertas precauciones que se deben tener muy en cuenta al comprar este producto.

  1. Las baterías deben ser cargadas en el tiempo recomendado y no exceder pues puede afectar la vida de ésta, dañarla o incluso producir un corto lo cual conllevaría a un posible incendio.
  2. Siempre utilizar el cargador que corresponde al de la batería. Esto se debe a que hay cargadores para baterías de litio y otros para baterías de plomo. Para evitar riesgos es indispensable utilizar el cargador correspondiente.
  3. Se sugiere que la carga se haga bajo vigilancia, es decir durante el día.
  4. Manejar la cicla con mucha cautela, respetando todas las señales de tránsito y guardar una distancia prudente con los demás vehículos.
  5. Aparcar la ciclas en los sitios correspondientes y siempre dejar los bloqueos que la cicla tenga junto con la alarma.
  6. Mantener el vehículo en buen estado. Por ejemplo, las luces son muy importantes y las autoridades de tránsito las exigen.

En Bogotá este vehículo se empezó a ver a partir del 2010 de forma esporádica en las calles y ha sido una muy viable solución para los ciudadanos de Bogotá que viven en una ciudad congestionada de carros y contaminación.  Por otro lado, el uso de estas ciclas ha creado gran controversia entre los ciudadanos de la capital,  ya que por su apariencia de moto, se cree que están circulando por donde no corresponde, es decir, en las ciclovías. Igualmente, la gente piensa que las velocidades de estos vehículos son iguales a las de una moto y que por ende pueden representar un gran peligro para el peatón.

Entre las primeras empresas encargadas en traer este medio de transporte están Ecobicis y Circula verde. Por lo que sí está pensando en comprar una de estas ciclas eléctricas, no dude en ir directamente a Circula Verde, ellos tiene diferentes opciones que se adaptan a sus necesidades y a su gusto por el diseño.

Bibliografía

http://www.urbanfun.es/blog/112-la-bicicleta-electrica-historia-de-un-vehiculo-en-alza