Las motos eléctricas son ideales para cuidar el Medio Ambiente

A lo largo de los años, como seres humanos nos hemos acostumbrado a dañar y destruir nuestro medio ambiente, trayendo esto terribles consecuencias para la naturaleza y los ecosistemas, puesto que la destrucción ha provocado daños irreparables. Por tal motivo, en los últimos tiempos han surgido diferentes formas y métodos de cuidar el entorno, desde transporte ecológico hasta moda ecológica o mejor conocida como eco moda. Dentro de estas medidas se encuentran las motos eléctricas.

Actualmente los vehículos eléctricos se han convertido en una buena y optima opción para desplazarse en la ciudad de una forma limpia, silenciosa y no contaminante. Siendo esta la alternativa ideal para cuidar el medio ambiente, sin dejar a un lado la comodidad y el buen gusto.   Además si discutimos de desplazamientos breves, las motos eléctricas se muestran como una de las mejores elecciones de movilidad sostenible y rápida dentro de una ajetreada metrópoli.

Por lo tanto, una de las grandes ventajas de este medio de transporte es que no usa gasolina. Al no hacer uso de este tipo de combustible, este modelo de motos no emite gases tóxicos tales como óxidos de nitrógeno o partículas finas conocidas como  PM10, responsables de la contaminación atmosférica de las ciudades, y que además provocan grandes problemas de salud en las personas. Además, su tubo de escape tampoco expulsa dióxido de carbono (CO2), uno de los gases responsables de producir el efecto invernadero.

Las ventajas que tiene el empleo de estas motos, son considerables e importantes, puesto que acorde a la Unión Europea, un 40% de las emisiones de CO2 y el 70% de las de otros contaminantes atmosféricos se producen en el tráfico circundante de las grandes ciudades, como es el caso de Bogotá, la cual posee uno de los aires más contaminados del mundo; ya que según datos publicados por el Observatorio Ambiental de la ciudad, el aire de la capital ha alcanzado niveles altos de contaminación como los de Nueva Delhi, considerada la más contaminada.

Por tal motivo las motos eléctricas son idóneas, además de ser bastante silenciosas debido a que arrancar uno de estos vehículos no emite ni un sólo decibelio, lo que aporta a disminuir la contaminación auditiva que se origina en la ciudad, y que afecta la calidad de vida de las personas, puesto que el estrés aumenta considerablemente, así como las enfermedades auditivas, siendo esto un problema serio que está en aumento constante.

Del mismo modo, a parte de los beneficios ambientales, una moto ecológica nos permite ahorrar dinero, ya que la inversión a largo plazo termina siendo menor.  Aunque el valor de compra de uno de estos vehículos sostenibles es algo mayor que los modelos tradicionales, la inversión inicial se redime a medio plazo, debido a la facilidad de mantenimiento. En adición cuenta con menos piezas de elevado deterioro, y mayor autonomía debido a los adelantos tecnológicos en las baterías, lo que permite una vida útil mayor.

Por otro lado este vehículo nos posibilita ahorrar más de un 90% en el combustible, a lo que hay que sumarle un reducido coste de mantenimiento. Además los motores eléctricos tienen un menor porcentaje de percances y no necesitan de cambios regulares de filtros y aceites, igual que de repuestos, como sí lo necesitan las motos tradicionales, por lo que los gastos con los vehículos habituales son mayores a mediano y largo plazo.

Igualmente, algunas investigaciones demuestran que el recorrido promedio de un consumidor de este medio de transporte es aproximadamente de 27 kilómetros al día, una distancia sencillamente abordable por una moto ecológica que de acuerdo al tipo , puede circular entre 70 y 100 kilómetros por recarga. Por tal razón actualmente la movilidad y sostenibilidad se ven  como una gran opción para el desplazamiento en las diferentes ciudades, por lo cual cada vez tiene un considerable impacto en la sociedad a nivel  global, por todos sus beneficios ambientales y económicos

De la misma manera otra ventaja adicional es que sólo es necesario un enchufe para cargar las baterías. Por consiguiente no es necesario ir a una estación de gasolina para llenarla con combustible, debido a que la moto se puede recargar durante la noche con simplemente enchufarla a una toma de corriente. También algunos modelos cuentan incluso con baterías extraíbles, las cuales pueden ser llevadas a cualquier lugar, además de ser posible de cargar hasta el 80% de las pilas en 2 o 3 horas aproximadamente.

El desarrollo de baterías mucho más ligeras ha posibilitado que los usuarios tengan una mayor autonomía, junto a la creación de una red con puntos de recarga en lugares públicos, los cuales son esenciales para que estos vehículos circulen sin ningún problema, debido a que es posible decir sin vacilación, que cumplen un papel esencial en el futuro de la movilidad sostenible en las áreas urbanas. Ya que facilitan la movilidad sin dañar el medio ambiente, y aportan grandes beneficios a la salud de las personas que las usan.

Por lo tanto en Circula verde, ofrecemos las motos eléctricas acorde a su gusto y necesidad. Siendo participes como empresa del transporte del futuro, que permitirá reducir los niveles de contaminación ambiental y auditiva, permitiendo así que nuestros clientes mejoren su calidad de vida, y que además aporten a la preservación del ambiente, y a que otros puedan obtener bienestar integral, debido a que este vehículo permite reducir los gases contaminantes que provocan diversas enfermedades, y ese ruido tan molesto.

PUBLICACIONES RECIENTES

Escribe un comentario